22 dic. 2016

La sexta esposa. Catalina Parr.

Jean Plaidy, La sexta esposa. Catalina Parr. Las reinas Tudor IV. Ed. Planeta. Reedición de 2013. Epub.


La historia que este libro cuenta, nos invita a sumergirnos en un período en el que las relaciones internacionales de Inglaterra están sujetas a la enemistad con Francia y a problemas fronterizos con Escocia, ambas potencias aliadas entre sí, frente al cada vez más acercamiento de las potencias inglesa y española, mientras que de otro lado, destacan los problemas internos de carácter religioso: la persecución y ejecución de los reformistas religiosos más radicales.

Bajo este contexto, en esta obra se resume, a lo largo de seis capítulos, la historia de la reina Catalina Parr, partiendo de la situación previa en la que Catalina está: enviudada por segunda vez, pero aspirando a una nueva relación con el cuñado del monarca, Thomas Seymor, relación que de momento se vio frustrada al tomarla Enrique VIII como su sexta esposa.  

La historia a la que Jean nos traslada no es a una historia real de amor, sino una historia en la que se contrasta la pasión de un monarca con deseos de descendencia pero con apetitos sexuales y la sumisión de una mujer viuda y rica al yugo de los anhelos de un rey cada vez más enfermo y mayor, esquema que ella ya había repetido en sus dos matrimonios previos con Edward Borough y después con John Neville.

No obstante, el significado del dicho “sus deseos son órdenes” son quizá la premisa del inicio de esta relación, en la que se nos describe a un monarca en la misma línea despótica con la que Jean va dibujando la personalidad de Enrique VIII a lo largo de toda la serie de “Las reinas Tudor”, quizá con un mayor protagonismo en los diálogos, que muchas veces redundan en  la parte humana y frívola de su personalidad, enfrentada a su naturaleza real como soberano político obsesionado con su sucesión al trono.

Mientras, la otra cara de la moneda de la historia es protagonizada por su sexta esposa, Catalina Parr, presentada como una mujer paciente e inteligente cuyas dotes son puestas a prueba casi de forma constante para conseguir sortear los obstáculos con los que sus adversarios tratan de apartarla como influencia del monarca, como el episodio protagonizado por el arresto, tortura y condena a la hoguera de su dama de confianza Anne Askew, ya que sus inclinaciones hacia la nueva fe (luteranismo), la convierten en una mujer con un interés contrario a los consejeros más acérrimos al catolicismo, como Gardiner y Thomas Wriothesley.

Sin embargo, si bien es cierto que se nos presenta a una mujer inteligente en cuestiones políticas, como se ve en su regencia durante la campaña del monarca en Francia y diplomáticas, como se ve lidiando con las marcas más septentrionales de las fronteras inglesas y escocesas, contrasta con sus pasiones, algunas de las cuales tienen que ser postergadas hasta la muerte del monarca para poder lograrlas.

A pesar de su constante lucha por sobrevivir como esposa del monarca a las intenciones de quienes ven en ella una enemiga, logra llevar a cabo la reconciliación entre las hijas del rey y éste, consiguiendo legitimar tanto a María como a Isabel para la sucesión al trono inglés tras la muerte de Eduardo.

Con todo, en el libro también se relata la pasión de Catalina por Thomas Seymour, de quien como ya dije más arriba, había estado enamorada antes de su matrimonio real, presentándonos a un Thomas Seymour muy ambicioso, que termina alentando su matrimonio con Catalina tras no conseguir sus aspiraciones con su hijastra, Isabel. A pesar de ello, el coqueteo entre Isabel y Thomas termina siendo descubierto por Catalina, quien embarazada, humillada y decepcionada termina muriendo tras unos días después de dar a luz a su única hija.

El mérito de esta novela histórica una vez más reside en la historia que cuenta, llena de pasajes descriptivos y detallados sobre los deseos y vivencias emocionales de los protagonistas y presentando una vez más a una mujer inocente, pero inteligente, obligada a cumplir la voluntad de los hombres, siguiendo así, la misma línea del discurso que caracteriza esta saga hasta el momento: la mujer como transacción para ampliar las aspiraciones económicas y sociales de la familia noble.



AÑO DE PUBLICACIÓN DEL LIBRO: 1953.
NOTA: Quizá os interese leer algo más sobre Enrique VIII recogido en una sátira fallera a la que podéis acceder pinchando en la fotografía de más abajo:


Y pinchando en la fotografía que sigue, podéis acceder a leer un resumen sobre los matrimonios de Enrique VIII:


1 comentario:

  1. Otro grandioso y apasionante pasaje de la historia!! Gracias por presentarnos y comentarnos este libro. Promete mucho para quienes disfrutamos del género. Abrazos, Sonia!!

    ResponderEliminar

MUCHAS GRACIAS!!

MUCHAS GRACIAS!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...